Trucos para desintoxicarte

Consejos Trucos para desintoxicarte

Con la llegada del frío también llega la Navidad. Se acerca la época de las comidas, las cenas y los dulces. Acabas de tomar una copiosa comida entre amigos, que se junta con la cena de trabajo y luego con la de la familia. Sin dejar de menos aquellos días en los que surgen encuentros  con familiares que no puedes ver en Navidad.

Llega un momento en que te empiezas a sentir como empachada, pero es todo tan delicioso y la alegría que surge al encontrarse con la excusa de la mesa, que continuamos comiendo.

Cuando finaliza noviembre sueles prometerte intentar no comer tanto pero es casi imposible poder cumplirlo nuestra cultura gastronómica es así.

¿Cómo puedo ayudar a mi cuerpo? Depurar el organismo es una tradición muy antigua, está presente en muchas culturas en las se hacen ayunos totales o ayunos parciales.

Los modernamente llamados detox se han sacado de contexto. Desintoxicar no es solamente tomar un batido. Es ayudar al organismo a hacer una limpieza que se utiliza durante un lapso de tiempo.

Un buen truco para poder pasar estos momentos de tantos compromisos llenos de toxinas y empachos es estimular la limpieza del hígado, riñón, pulmones e intestino después del atracón.

Empecemos por algunos tips:

Durante al menos medio día o un día completo a la semana adopta las siguientes indicaciones:

ingerir en ayunas una cucharada de aceite de coco crudo o aceite de oliva libre de tóxicos (como son los aceites de origen orgánico) mezclada con una de limón puro.

Suprimir tajantemente grasas saturadas (de procedencia animal) durante estos días de ayuno.

Beber mucha agua al día. Una muy buena opción para ayudar a nuestros riñones es agregar a un litro de agua unas rodajas de frutas como la piña, manzana o cítricos, más unas rodajas de verduras que pueden ser de apio, jengibre o rábano  y/o hierbas como el perejil fresco, orégano fresco o esencia, canela y unas bolitas de enebro en un litro de agua.

 Otro caldo depurativo que puedes beber durante todo el día es el siguiente: En un litro de agua poner cebolla  morada, una rama de apio y hojas verdes de apio, lechuga o col hervidas con las especias que quieras, durante media hora. Al caldo resultante le agregas zumo de medio limón recién exprimido. Este caldo lo puedes consumir durante todo el día y continuar tomándolo durante varios días incrementando la cantidad de limón hasta llegar a un limón y medio. Luego descansar.

En el desayuno puedes reemplaza el café por una infusión de caléndula, hoja de olivo, poleo o boldo opcional  y agregar manzanilla romana. Otra muy buena opción es cardo santo, sanguinaria, condurango, frángula,  y menta,  muy buena mezcla para adelgazar y depurar. De estas infusiones prepara un litro y puedes beberlas durante todo el día media hora antes de las comidas.

Si eres de las que necesita cafeína para despertarte agrégale a alguna de las mezclas anteriores té Matcha.

Por la mañana para el desayuno una alternativa es agregarle a las infusiones que hemos mencionado un buen vaso de batido de su fruta preferida de temporada, junto con un puñado de frutos secos crudos. Si necesitas endulzarlo utiliza dátiles que contienen mucha fibra o alguna fruta dulce triturada.

A media mañana, y en caso de tener hambre,  puedes consumir pan de trigo sarraceno tostado con miel orgánica de optima calidad, ya que se trata de evitar el gluten. Pero un buen complemento al desayuno para ayudar con fermentados a nuestra flora intestinal es el Kefir de agua o si es de leche, que sea de cabra.

En la comida, en el primer plato se sugiere que se consuman alimentos crudos como una ensalada variada condimentada con una vinagreta de limón y especias a gusto.

Con el segundo plato puedes consumir un hervido de verdura del tiempo o sopa de verduras o puré de patata, nabo y zanahoria con abundante caldo de verduras y condimentos a gusto. Otra opción, alcachofa y zanahoria salteadas a baja temperatura con aceite de oliva AOVE orgánico.

Se trata de comer lo menos posible pero no de pasar hambre para no caer en la tentación de comer cualquier cosa. Si después de estas sugerencias aún necesitas un postre, puedes tomar un puñado frutos secos crudos.

En el caso de la merienda puedes tomar una manzana orgánica o fruta del tiempo y kéfir con tisana de ruibarbo, o cardo mariano. Otra mezcla de tisana que puedes emplear es achicoria, boldo, fumaria, lila,  o menta. O también hacer un batido con la fruta y una de las tisanas.

Para la cena, las verduras asadas a baja temperatura, pan integral tostado sin gluten, miel (excepto diabéticos) son una muy buena opción.

Conclusión: Hay que propiciar momentos de ayuno evitando los alimentos con grasas saturadas, gluten y refinados. Tomar mucho líquido y hacer ejercicio frecuentemente.