Estrógenos a raya, buscando su equilibrio